Limpiar
Listo
Filtros

Mayores de 12 años

La adolescencia es posiblemente el período de crecimiento que los padres nunca queremos que llegue. Antes de que aparezca, escuchamos los mitos y experiencias de otros que ya han pasado por esta etapa con hijos o hijas mayores a los nuestros, los miras crecer de lejos y ves cómo se despiden de sus pequeños, esos que jamás se separaban de ellos y en este instante se disponen a entrar en la edad adulta por la puerta grande.

3 artículos

La adolescencia es posiblemente el período de crecimiento que los padres nunca queremos que llegue. Antes de que aparezca, escuchamos los mitos y experiencias de otros que ya han pasado por esta etapa con hijos o hijas mayores a los nuestros, los miras crecer de lejos y ves cómo se despiden de sus pequeños, esos que jamás se separaban de ellos y en este instante se disponen a entrar en la edad adulta por la puerta grande.

JUGUETES A PARTIR DE 12 AÑOS

Es un período difícil, pero también es importante tomarlo con calma. Los adolescentes son niños y niñas entre 12 y 18 años aproximadamente, en cada persona el proceso es distinto, algunos pueden empezar antes o terminar después.

En esta etapa llegan al desarrollo intelectual pleno, se preocupan más por su físico, su forma de vestir y principalmente por la opinión de los demás. Son fácilmente influenciables por figuras que toman como modelo, ya sean famosos, referentes más mayores o gente de su misma edad.

Demuestran menos afecto a los padres, se alejan de la familia y trasladan la unión que tenían con sus papás y mamás en la infancia, a sus nuevas relaciones de amistad o de pareja, que empiezan a surgir en estos momentos.

Además de los cambios corporales y mentales que sufren en esta etapa, tus hijos o hijas empiezan a tomar decisiones que serán importantes para su futuro y su vida adulta. Llegados a este punto, te darás cuenta que todavía te necesitan, necesitan que les apoyes, que les aconsejes, pero sobre todo que les dejes equivocarse. Es fundamental el apoyo materno o paterno, aunque no lo demuestren, eres una persona muy importante para ellos, así que no te alejes de tus “peques”.

EL JUEGO EN LA ADOLESCENCIA

El juego pierde la importancia que tenía en edades anteriores porque les empieza a parecer “infantil”. Además, en esta etapa, el móvil y la tecnología tienen un papel protagonista como sustitutos del juguete tradicional. Por otro lado, empiezan a preferir el deporte, la música y el baile como pasatiempos centrales, junto con otras actividades fuera de casa que les permiten mayor socialización.

Pero no te preocupes, no está todo perdido. El juego en familia puede ser un punto de apoyo para el o la adolescente que tienes en casa, ya que, es un momento de unión contigo donde participa activamente. Este momento es fundamental para ellos, ya que les ofrece un respiro, les permite cambiar de aires, olvidar sus preocupaciones y disfrutar con su familia como han hecho siempre.

JUGUETES RECOMENDADOS PARA ADOLESCENTES

En JuguetesOnline.com te recomendamos juguetes para adolescentes, juegos que tienen mayor complejidad:

• Los juegos de mesa como el ajedrez son atemporales y estupendos para ejercitar las habilidades mentales de los participantes, descubre el ajedrez de construcción de Ausini.

• Juegos de mesa en los que se realizan estrategias, como por ejemplo el juego de hundir la flota de CBgames, el billar, futbolín o Air Hockey les encantará.

• Aparecen las porterías y los juguetes que mezclan deportes como por ejemplo la “portería de waterpolo con canasta”.

• También son recomendables los juguetes tecnológicos como los Drones de Rastar o sus coches radiocontrol. Este tipo de juegos son los que más llaman la atención de los adolescentes ya que se trata del manejo de juguetes nuevos y tecnológicos, que dejan de ser lo que ellos definen como “juguetes infantiles”.

La adolescencia es una etapa complicada, pero si la pasáis juntos no será tanto. Recuerda cuando tu tenías su edad, las cosas que hacías y tus reacciones. Lo que tu querías para ti en ese momento es lo que tu “peque” te está pidiendo ahora, así que conviértete en su mejor apoyo. Es importante que te encuentre cuando necesite hablar, llorar, reír o… ¡jugar!